top of page

Prioridades

El desarrollo histórico de la Iglesia institucional está marcado por la consolidación de poderes jerárquicos, doctrinas e interpretaciones de las Escrituras que han puesto el poder en manos de un pequeño grupo de líderes masculinos ordenados. Esto ha llevado a la casi exclusión de las mujeres como maestras con autoridad, líderes y socias en el desarrollo de la Iglesia. La cultura de la dominación masculina célibe no sólo es una fuente de opresión para las mujeres, sino que también va en detrimento de la existencia y el respeto de los derechos humanos en la Iglesia.

Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Personas de todo el mundo están debatiendo y escribiendo sobre cómo pueden ser diferentes las cosas en el futuro. A través de una red mundial de comunidades en línea, comparten sus visiones y esperanzas, sus luchas y oraciones, imaginando y modelando nuevas formas de ser Iglesia en las que todas las personas sean bienvenidas, escuchadas e incluidas.

A través de nuestra red mundial nos preguntamos:

  • ¿Qué esperan las mujeres de su Iglesia?

  • ¿Qué necesita cambiar?

  • ¿Qué cuestiones necesitan atención?

 

El CWC intenta modelar una Iglesia renovada, que sea inclusiva y representativa, y que promueva la igual dignidad y los mismos derechos para todas las mujeres en nuestra Iglesia globalmente diversa y multicultural.

bottom of page